Multas de 10.000 euros para pisos con calefacción central

publicado en: NOTICIAS | 0

Las multas oscilan entre los 1.000 y 10.000 euros y afectarán a las comunidades de vecinos que no tengan la calefacción descentralizada.

En este mismo momento, en España hay casi 1, 7 millones de hogares con calefacción central, solo un 8% de ellos ha instalado un sistema de medición para el consumo de calefacción. Es decir, que la mayoría de las familias siguen pagándole la calefacción al vecino cada año, si bien todas están llamadas a instalar un contador individual de viviendas de acuerdo con la directiva europea 2012/12 sobre eficiencia energética, que ya debería estar traspuesta en España desde hace tiempo.

En febrero, mientras el Gobierno estaba en funciones, se aprobó un borrador de real decreto (R/D) de eficiencia energética, dejando fuera de ese borrador el articulado que obligaba a instalar los sistemas de medición de calefacción antes del 1 de enero de 2017. Eso no significa que la medida se haya quedado olvidada, pues España no puede hacer caso omiso a las directivas que vienen desde Bruselas. “Estamos trabajando en ello. No somos el único país que va con retraso”, justifican desde el Ministerio de Industria, sin concretar cuánto falta para que la nueva regulación entre en vigor.

Eso sí, las autoridades españolas si se han dado prisa en aprobar el régimen de sanciones para castigar a las familias que se hagan las suecas cuando la normativa que les obliga a instalar un contador individual entre en vigor. Las multas están reguladas desde 2014, oscilarán entre los 1.000 y 10.000 euros, y son competencia de las comunidades autónomas, explica el consejero delegado de Ista. Ignacio Abati confía en que se establezca un plazo razonable para que los hogares puedan completar las instalaciones, aunque “en teoría podrían multar desde que se apruebe el R/D”.

La buena noticia es que, con este cambio, “se puede ahorrar entre un 20% y un 30% de la energía que antes se consumía. La inversión quedaría amortizada en unos cinco años”, apunta la organización de consumidores. Los usuarios de calefacción central hoy pagan una cuota fija incluida en los gastos de la comunidad y calculada en función de los metros cuadrados que tenga su vivienda, independientemente de cuál sea su verdadero consumo. Por eso, pueden darse casos en los que una familia numerosa con tendencia a dejar las ventanas abiertas en plena Navidad pague exactamente lo mismo que un soltero o un matrimonio de jubilados que se escapa los meses de invierno a su pueblo.

Fuente: www.elconfidencial.com

ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someonePrint this page

Dejar una opinión